BACALAO CON TOMATE COCINADO EN EL HOGAR DE LEÑA

Este último fin de semana lo hemos pasado en el pueblo, Alhama de Aragón, y hemos aprovechado para preparar esta receta con el fuego del hogar, receta que nosotros normalmente hacemos en casa y que nos gusta mucho, de vosotros depende donde queréis ponerla en práctica.

INGREDIENTES:

4 Lomos de bacalao
3 Pimientos rojos
4 Cebollas
Tomate frito
Aceite de oliva virgen extra
Sal
Harina

PREPARACIÓN:

En primer lugar cortaremos la cebolla en juliana, el tamaño dependerá del gusto de cada uno, a mí, personalmente, me gustan los trozos más bien grandes que luego me pueda encontrar. Cortada la cebolla en juliana, la sazonamos bien y la freímos hasta que quede bien dorada.

Una vez dorada la cebolla la retiramos del fuego y la ponemos a escurrir para eliminar el exceso de aceite.

En el mismo aceite, sazonamos y freímos los pimientos que anteriormente habremos cortado, y al igual que la cebolla, el tamaño de los trozos dependerá del gusto de cada uno, a nosotros nos gustan tiras largas y estrechas que distingamos después con facilidad en la salsa. Una vez que los pimientos estén bien fritos, los retiramos y los escurrimos para eliminar el aceite sobrante.

Por último, retirados los pimientos, freiremos el tomate, al que inicialmente añadiremos una cucharadita de azúcar para quitarle la acidez que tiene. No lo sazonaremos hasta que el tomate esté bien frito y haya eliminado la gran parte del agua que contiene, evitando de esta forma el pasarnos con la sal al inicio, cuando el tomate contiene prácticamente toda su agua.

En nuestro caso es una suerte disponer de botes de tomate natural en conserva de la cosecha del huerto familiar del verano anterior, de no ser así, si es buena época de tomates, yo siempre opto por comprarlos crudos, quitarles la piel, trocearlos, escurrir un poco el agua que contienen, triturarlos y ponerlos a freír. Como alternativa se pueden comprar botes de tomate natural ya triturado y pelado y freirlo. Eso sí, nunca uséis tomate frito comprado, os aseguro que cambia por completo el sabor final de la receta.

En una sartén aparte freiremos el bacalao. Para ello cortaremos los lomos en trozos, los enharinaremos y los pasaremos por la sartén a fuego lento, para que se sellen y se cocinen lentamente. A medida que se vayan friendo, los retiraremos a una bandeja con papel absorbente para eliminar el exceso de aceite, hasta freir todos.

Mientras se fríen los trozos de bacalao, sazonaremos el tomate ya frito y le añadiremos la cebolla y el pimiento escurridos, dejando que se cocinen conjuntamente el tiempo que nos cueste freír el bacalao.

Frito y escurrido el bacalao lo añadimos cuidadosamente al sofrito de tomate, cebolla y pimiento, para que los trozos no se deshagan. Recomendamos, antes de añadir el bacalao, agregar al sofrito un vaso de agua, ya que hay que tener en cuenta que el tomate al freírse habrá perdido prácticamente la totalidad del agua que contiene, aunque esto también depende del gusto de cada uno, si os gusta la salsa de tomate más clara o más espesa.

Una vez mezclado todo se deja a fuego lento durante aproximadamente 10 – 15 minutos, para que se mezclen los sabores del bacalao con los del sofrito y se sirve.

Esperamos que os guste, y os garantizo que sale tan buena en el hogar como en casa.

Dejar un comentario

Categoría de Pescados y mariscos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>