ESCALIVADA

La escalivada es un plato típico de Cataluña y Aragón, precisamente de donde somos Marta y yo, ella aragonesa y yo catalán, creo que muy buena combinación. Es un plato que se compone de verduras asadas, y en nuestra receta la haremos de berenjena, pimiento rojo y cebolla, aunque admite otras verduras como el tomate o el pimiento verde.

El nombre de este plato proviene del verbo catalán escalivar, que significa “asar a la brasa” y tiene su origen en las comunidades rurales. Se trata de un plato bajo en calorías y de alto contenido en fibra que se consume a temperatura ambiente, por lo que es otro plato que recomendamos para el verano. No os aconsejo tomarlo recién salido de la nevera, ya que las verduras las notareis demasiado frías.

Es un plato que bien puede comerse solo o como acompañamiento de un plato principal, pero que se trata de una de las delicias más sencillas que se pueden probar.

En la receta de hoy la servimos con un poco de olivada casera, a base de aceitunas negras y aceite de oliva, todo ello majado en el mortero, aunque la podéis encontrar ya preparada en cualquier supermercado.

INGREDIENTES:

ESCALIVADA:

3 Pimientos rojos
3 Berenjenas
2 Cebollas (preferiblemente de Fuentes de Ebro)
Sal
Aceite

Nota: La Cebolla Fuentes de Ebro, se caracterizada por su escaso picor y un sabor suave ligeramente dulzón, es una variedad autóctona aragonesa y ha sido  la primera cebolla en conseguir la Denominación de Origen. Fuentes de Ebro es una localidad de la provincia de Zaragoza.

OLIVADA:

Olivas negras
Aceite

PREPARACIÓN:

Como ya os he comentado este es un plato de lo más sencillo de preparar, y como otros de los que os hemos ido proponiendo, es un plato que permite congelarlo, ya que la calidad del mismo una vez descongelado no se pierde ni lo más mínimo. Yo en el tiempo en que este tipo de verduras las encontramos a buen precio, como es en estos momentos, hago mucha cantidad y preparo raciones para unas 4 personas en bandejas de aluminio, las envuelvo bien con film transparente y las congelo dentro de una bolsa para congelar.

En dos fuentes aptas para el horno colocamos las verduras. A mí personalmente me gusta colocar en una de ellas las cebollas solas cortadas en trozos grandes, y en la otra los pimientos y las berenjenas enteros. La cebolla de Fuentes es una cebolla muy dulce, de gran tamaño, y si la asas recién cogida, suelta mucha agua, pero que con un pelín de aceite y el tiempo suficiente en el horno, hasta que se doran bien todos los trozos, adquiere un sabor increíble, eso sí, como es un plato salado, nunca os olvidéis después de añadirle la suficiente sal.

Una vez tengamos el horno precalentado a 180 grados en una función que disponga de ventilador introducimos las verduras. El tiempo necesario varía en función del tamaño de todas ellas, dándoles la vuelta a los pimientos y las berenjenas cada 20 minutos hasta que veamos que se han dorado por todas sus caras, y removiendo la cebolla cada vez. Posiblemente las cebollas requieran un poco más de tiempo que el resto de las verduras, ya que debemos evitar que queden crudas.

Asadas las verduras las retiramos del horno y las dejamos enfriar para no quemarnos, ya que el siguiente paso consiste en pelar los pimientos y las berenjenas.

Les quitamos la piel a los pimientos y a las berenjenas, a estas últimas, si alguna de ellas tiene pepitas demasiado grandes se las quitamos también, resultan muy desagradables a la hora de comer, pero si son pequeñas no os preocupéis, apenas se aprecian.

Pelados los pimientos y las berenjenas los cortamos a tiras alargadas y las colocamos en una fuente junto con la cebolla, lo podéis mezclar todo o colocar por separado, a vuestro gusto.

Para preparar la olivada casera deshuesamos las olivas negras, yo he utilizado un aparato para quitar los huesos de las cerezas que ha resultado ser de lo más efectivo.

Colocamos las olivas sin hueso en un mortero y añadimos un chorrito de aceite de oliva, majamos hasta obtener una pasta. Si quedan trozos de piel de las olivas muy grandes los retiráis, pero como ya os he dicho, también podéis optar por comprar la olivada directamente en el super.

Colocadas las verduras en la fuente las salamos, teniendo en cuenta que la cebolla es más dulce que las demás verduras, pero con cuidado de no pasarnos ya que la olivada ya nos va a aportar el toque salado de las olivas.

Extendemos la olivada sobre las verduras y añadimos aceite de oliva virgen extra, y ya está listo para comer como más os apetezca.

La escalivada es un plato que permite distintos aliños y preparaciones. Uno muy típico consiste en picar ajos muy finos y añadirlos por encima con aceite y sal, probarlo también, merece la pena. Además se puede acompañar con migas de bacalao, o con anchoas y olivas verdes.

Más adelante preparemos una tostada con escalivada, anchoas y olivas que os aseguro que hace las delicias de cualquiera, y más en esta época.

Dejar un comentario

Categoría de Entrantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>