GALLETAS DE CHOCOLATE CRAQUELADAS

En uno de mis paseos por la blogósfera me topé con esta receta y me enamoré de ella a primera vista. Me encantó el aspecto que tenían y sentí la necesidad de hacerlas.

¡Madre mía! ¡Qué buenas! No solo tienen un aspecto buenísimo si no que también están increíblemente ricas. Y además son muy fáciles de preparar.

Estas galletas las podemos comer en cualquier momento, para el desayuno,  para el café, para la merienda de los peques,…

No recuerdo en que blog las vi, por eso no lo cito. Me imprimí los ingredientes y la preparación, y tengo la hojita en mi carpeta de recetas. La receta era para hacer con Thermomix, pero yo la he adaptado para que todos aquellos que no tenéis la máquina, también podáis disfrutar de estas galletas.

INGREDIENTES:

250 gr. de chocolate negro para postres
50 gr. de mantequilla
100 gr. de azúcar
2 huevos
210 gr. de harina
½ cucharadita de levadura
1 pizca de sal
1 cucharadita de extracto de vainilla
Azúcar glass para rebozarlas

PREPARACIÓN:

En un bol fundimos el chocolate en el microondas, añadimos la mantequilla y removemos hasta que se disuelva bien y reservamos.

PREPARACIÓN MANUAL

En una cacerola batimos los huevos y añadimos el azúcar. A fuego medio primero y después a fuego mínimo, batimos con unas varillas, hasta que la mezcla tenga un color blanquecino y haya doblado su volumen. Yo lo he hecho de forma manual, pero también se pueden utilizar unas varillas eléctricas.

Fuera ya del fuego, le añadimos el extracto de vainilla y continuamos batiendo un par de minutos más. Si no se tiene extracto de vainilla, se puede utilizar 2 cucharaditas de azúcar vainillado.

A continuación le incorporamos el chocolate que teníamos reservado y removemos durante unos 15 segundos. Os recomiendo guardar el bol sin fregar, pues una vez finalizado el proceso lo volveremos a utilizar.

Tamizamos la harina y la incorporamos con la levadura y la sal poco a poco a la cacerola. Seguimos batiendo con las varillas hasta que esté todo bien integrado. Nos tiene que quedar una masa pastosa que con el frío adquirirá consistencia.

PREPARACIÓN CON THERMOMIX

Ponemos la mariposa, añadimos el azúcar y los huevos y programamos 4 minutos, 40⁰ a velocidad 4, la mezcla tiene que tener un color blanquecino y doblar su volumen. A continuación programamos 3 minutos sin temperatura a velocidad 3.

Añadimos el extracto de vainilla y el chocolate que teníamos reservado. Mezclamos a velocidad 3 unos 10 segundos. Os recomiendo guardar el bol sin fregar, pues una vez finalizado el proceso lo volveremos a utilizar.

Tamizamos la harina.

Quitamos la mariposa y añadimos la harina tamizada con la levadura y la sal. Mezclamos a velocidad 4 hasta que esté todo bien integrado. Nos tiene que quedar una masa pastosa que con el frío adquirirá consistencia.

A partir de este momento los pasos ya son comunes en las dos preparaciones.

Echamos la masa al bol y la dejamos en el frigorífico durante 2 horas. En invierno con 1 hora es suficiente, pero ahora con el calor, es conveniente que la masa esté bien dura, para que no pierda consistencia al manipularla.

Precalentamos el horno a 180º.

Vamos formando pequeñas bolas y las rebozamos en azúcar glass hasta que estén cubiertas totalmente. Los colocamos en la bandeja, teniendo cuidado de ponerlas separadas, porque una vez en el horno crecen.

Horneamos durante 10 minutos, mientras tanto podemos ver cómo se van rompiendo. Las galletas deben quedar crujientes por fuera y blandas por dentro.

Dejar un comentario

Categoría de Postres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>