PURÉ DE VERDURAS CON POLLO

Hoy os traigo la receta que más veces he preparado en los últimos cinco años y medio ¡el puré de mis niñas!

La alimentación complementaria de los bebés comienza a los seis meses, cuando sustituimos la toma de la comida por un puré de verduras. Al cuál añadimos también carne, empezando por las carnes menos grasas como la del pollo, para pasar posteriormente a la ternera y el cordero.

Preparar un puré puede parecer algo sencillo, pero hay muchas cosas que debemos de tener en cuenta. A la hora de comprar las verduras  tenemos que elegir las más frescas posibles, sobre todo las de color verde, y cocinarlas lo antes posible (los vegetales empiezan a perder propiedades desde el mismo momento de su recolección). Todas las verduras, hortalizas y también las patatas, las tenemos que lavar enteras, pero en el caso del puerro, yo primero le corto la parte verde y le quito siempre un par de capas y utilizo un truco que le escuché hace un montón de tiempo a Karlos Arguiñano y que consiste en hacerle en la parte superior un corte en forma de cruz, lo abro y lo coloco debajo del grifo para eliminar cualquier resto de tierra que pudiera tener. Hay que pelar la patata siempre y el calabacín también, ya que su piel amarga, yo utilizo un pelador de verduras.  Y para que nada pierda sus propiedades durante la cocción, siempre las cocino al vapor.

Con los purés podemos hacer muchas combinaciones, hoy os traigo uno de mis favoritos, hecho con calabacín y calabaza. El calabacín le aporta mucha suavidad, además de estar cargado de nutrientes al igual que la calabaza. La calabaza contiene abundante cantidad de fibra, lo que les va a ir muy bien a los peques si tienen problemas de estreñimiento.

INGREDIENTES:

3 calabacines
1 puerro
1 patata mediana
250 gr. de calabaza
200 ml. de agua
2 filetes de pechuga de pollo
Aceite de oliva virgen extra

PREPARACIÓN:

Lavamos y cortamos las verduras.

Yo utilizo una olla superrápida. Echamos el agua y colocamos el accesorio para cocinar al vapor. A continuación añadimos las verduras y cerramos la olla. La ponemos a fuego fuerte y una vez que aparezcan las dos rayitas de la válvula, bajamos el fuego y lo dejamos cinco minutos más. Transcurrido este tiempo lo apagamos y esperamos a que la olla se pueda abrir.

Mientras tanto en una sartén echamos un poquito de aceite para hacer la pechuga a la plancha. Cuando esté hecha la cortamos en trocitos y reservamos.

Abrimos la olla y con mucho cuidado quitamos el accesorio de cocer al vapor,  escurrimos el caldo y reservamos. En la misma olla trituramos las verduras, le añadimos la pechuga y también el jugo que ha soltado al cocinarla, le añadimos parte del caldo que hemos reservado y seguimos triturando hasta que nos quede un puré uniforme. Si ha quedado espeso, le añadimos más caldo y seguimos triturando, hasta que consigamos el espesor deseado.

En un bol ponemos la cantidad adecuada de puré  y echamos una cucharada de aceite de oliva en crudo. Y ya solo falta que nuestro peque se lo coma sin rechistar.

Con las cantidades indicadas nos han salido cuatro fiambreras de 250 gr. cada una aproximadamente, que podéis guardar en el congelador.

¿Os cuento un truco? El caldo que me sobra de cocer las verduras siempre lo guardo y lo congelo, así cuando necesitamos caldo de verduras para cocinar siempre tenemos.

2 Comentarios

Categoría de Niños

2 Respuestas a PURÉ DE VERDURAS CON POLLO

  1. Sara Tarragüel

    Me encantaaaaa!!!!!
    Además de ver ideas y recetas, enseñais propiedades.. consejillos para los niños y no tan niños estreñidos……jajajajaajaja!!!
    Genial!!!
    Seguid así!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>