ESPÁRRAGOS GRATINADOS

Este es un plato que hasta ahora no habíamos hecho nunca, tan solo lo habíamos comido en alguna ocasión formando parte del menú de un restaurante que a veces frecuentamos, y que ahora nos hemos decidido a probar, pero completando un poco la receta original.

Como el resultado nos ha sorprendido gratamente y se trata de otra de esas recetas que no tienen ninguna complicación, la queremos compartir con vosotros, os gustará seguro, además de ser otra forma de comer los espárragos.

INGREDIENTES:

PARA LOS ESPÁRRAGOS

1 Bote de espárragos
1 Loncha de jamón de york fina por cada espárrago
½ Loncha fina de queso tierno por cada espárrago
4 Lonchas de bacon
Queso rayado

PARA LA BECHAMEL:

 600 mililitros de leche
3 Cucharadas de harina
1 Cucharada de aceite
40 gr. de mantequilla
Sal
Nuez moscada

PREPARACIÓN:

En primer lugar debemos poner a escurrir bien los espárragos, os aconsejo que los sequéis un poco con un papel de cocina, ya que luego, al hacerse en el horno, desprenderán parte del líquido interior que tienen.

Una vez secos los espárragos, colocamos sobre una tabla de cocina una loncha de jamón de york, sobre ella media loncha de queso tierno, y encima de las dos, el espárrago.

Tanto el jamón de york como el queso podéis elegir el que más os guste a cada uno de vosotros a la hora de hacer la receta.

Lo enrollamos todo bien hasta formar un rollito fino con los tres ingredientes.

Repetimos esta operación con cada uno de los espárragos y los colocamos sobre una bandeja apta para el horno que habremos untado el fondo con mantequilla previamente.

Preparamos la bechamel añadiendo en una sartén una cucharada de aceite y la mantequilla. Cuando esta última se haya derretido, bajamos el fuego y añadimos las tres cucharadas de harina, removemos para que no se formen grumos y dejamos que la harina se cocine durante un par de minutos, pero con cuidado de que no llegue a quemarse. A partir de este punto viene lo más delicado, con el fuego medio añadiremos un poco de leche, como una cuarta parte de la que tenemos, y removemos bien hasta que se quede una pasta uniforme y sin grumos, a partir de aquí subimos un poco el fuego y le añadimos el resto de la leche, y seguimos removiendo para que no se nos forme ningún grumo. Una vez añadida toda la leche sazonamos y añadimos un poco de nuez moscada ( esto al gusto de cada uno ).

Si disponéis de Thermomix os recomendamos utilizarla, nosotros lo hacemos muchas veces, el resultado siempre es excelente y no te tienes que preocupar porque aparezcan esos grumos tan desagradables.

Lista la bechamel cubrimos los rollitos de espárragos colocados en la fuente del horno.

Sobre la bechamel cortamos en trozos pequeños las lonchas de bacon y las repartimos por la bandeja, cubrimos con queso rallado para gratinar, en este caso hemos optado por una mezcla preparada de tres quesos.

Con el horno previamente precalentado en la función de gratinar y a temperatura máxima, introducimos la bandeja a media altura. La dejamos en el horno controlando en todo momento para que no se nos quemen, hasta que el queso y el bacon empiecen a tomar un color dorado pero sin tostarse en exceso.

Sacamos con cuidado la bandeja del horno y servimos 4 espárragos por cabeza, seguro que más de uno repite.

4 Comentarios

Categoría de Entrantes, Primeros platos, Verduras

4 Respuestas a ESPÁRRAGOS GRATINADOS

  1. maria jose

    q estoy a régimen!!!!!!! y esto tiene una pinta rica rica delicius

  2. m.mar

    Esta receta la hago yo pero con jamón serrano! Muy buena!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>