FIDEUÁ

Hacer una fideuá es relativamente sencillo, ya que para asegurar un buen resultado, el secreto consiste en tostar bien los fideos. Pero os confieso que este es el plato con el que conseguí uno de mis mayores fracasos en la cocina, por no decir el mayor de todos ellos, y que además fue en uno de esos días especiales, como era el primer cumpleaños de mi hija Paula.

Ahora lo recuerdo con cariño y con alguna que otra risa, y por eso ahora quiero compartirla con vosotros, ya que a la postre se ha convertido en una de mis recetas favoritas, ideal para prepararla cualquier domingo del año.

INGREDIENTES:

500 gr. de fideos finos del nº 1
1 litro de caldo de pescado
½ cebolla
5-6 dientes de ajo
6 gambas enteras
100 gr. de gambas peladas
1 filete grande de pota
2 cucharaditas de pimiento choricero de bote
1 copa de vino blanco
Aceite
Sal

PREPARACIÓN:

En la paellera donde vamos a preparar la fideuá, en primer lugar freímos las gambas con un poco de aceite, como si las fuéramos a hacer a la plancha, y cuando estén prácticamente hechas, las retiramos y las reservamos.

A continuación añadimos un buen chorro de aceite y freímos los ajos  hasta que se doren un poco, momento en el cual añadimos la cebolla que previamente habremos picado lo más fina posible.

Cuando la cebolla esté bien pochada, añadimos las tiras de pota que habremos cortado bien finitas y las gambas peladas, dejando que se frían hasta que veamos que están bien hechas. Hay que tener en cuenta que el caldo que añadiremos más tarde a los fideos es el justo para que estos se cocinen, insuficiente para cocinar el resto de los ingredientes.

Hemos optado por pota en lugar de sepia o calamar porque esta, cortada en tiras bien finas, se queda más blanda en menos tiempo.

Una vez estén bien cocinadas las tiras de pota y las gambas, se añaden las dos cucharadas de pimiento choricero y se remueve bien.

Con el sofrito listo añadimos la copa de vino blanco, que se puede sustituir por una de coñac, y cuando haya reducido, otro buen chorro de aceite y todos los fideos.

Removemos continuamente los fideos hasta que queden bien tostados.

Una vez que se hayan tostado los fideos vamos añadiendo el litro de caldo de pescado en tres o cuatro veces y seguimos removiendo sin parar. Es importante que el caldo esté bien caliente antes de añadirlo a los fideos para que no corte la cocción de estos.

Una vez que los fideos hayan absorbido todo el caldo, colocamos las gambas enteras encima, tapamos la paellera y los dejamos reposar durante al menos 5 minutos.

Transcurrido ese tiempo, al retirar la tapa de la paellera, comprobamos que los fideos se han levantado, señal inequívoca de que la fideuá está en su punto.

Servimos la fideuá acompañada de alioli al gusto de cada uno.

 

4 Comentarios

Categoría de Pasta, Pescados y mariscos, Primeros platos

4 Respuestas a FIDEUÁ

  1. María José

    Otra receta q acabamos de imprimir para hacer el fin de semana. Muchaaaaaaaaaaaaas gracias

  2. m.mar

    jajajajajajaja! Esa anécdota la conozco yo!!!! Bueno la fideua nunca se me ha dado bien a ver si siguiendo vuestra receta lo consigo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>