MERLUZA AL HORNO CON PATATAS

Os queremos enseñar un plato delicioso, fácil y suave, para que sorprendáis a vuestros invitados durante estas próximas fiestas navideñas, al igual que nosotros mismos nos hemos quedado sorprendidos al hacerlo por primera vez.

Como el año pasado os presentamos un plato de pescado en el cual la protagonista es la merluza, en aquella ocasión fue merluza al horno gratinada, y este año, aunque también al horno, os la presentamos con patatas asadas.

INGREDIENTES ( para 8 personas ):
1 Merluza de 2/3 kg
8 Patatas medianas
2 Cebollas grandes
1 Cabeza de ajos
1 Guindilla roja
1 Guindilla verde
1 Vaso de vino blanco
Caldo de pescado
½ Vaso de vinagre
Aceite
Sal
Pimienta

PREPARACIÓN:

En primer lugar cortamos la cebolla en juliana y la patata en trozos de un poco menos de medio centímetro.

Una vez cortada la cebolla y las patatas las colocamos en una fuente apta para el horno, añadimos un buen chorro de aceite de oliva virgen extra, sal y pimienta al gusto, y 3/4 partes del vaso de vino blanco.

Podéis añadir además de la cebolla, pimiento rojo y pimiento verde en trozos medianos, además del colorido al plato le aportará un extra de sabor asado.

Removemos y lo metemos al horno durante 1 hora a 160 grados, queremos que las patatas se hagan lentamente y queden bien tiernas, sin que se lleguen a tostar excesivamente.

Procurar cada 20 minutos ir dándole vueltas para que la patata y la cebolla se hagan por igual.

Durante el rato que estén las patatas en el horno es importante controlar que no se queden secas, para evitarlo, ir añadiendo cada vez que las remováis un poco de caldo de pescado suave que habremos obtenido de cocer la cabeza y la espina de la propia merluza en no más de medio litro de agua con un poco de sal.

Mientras se hacen las patatas, más o menos cuando haya transcurrido la mitad del tiempo, empezamos a preparar la salsa. Para ello pelamos los ajos, los cortamos en trozos no demasiado pequeños, y cortamos muy finamente las guindillas, procurando quitarles las pepitas.

En primer lugar hacemos los ajos muy lentamente en aceite de oliva virgen extra, de manera que se deshidraten pero sin llegar a tostarse.

Una vez hechas las patatas retiramos la fuente del horno.

Añadimos el resto del vaso de vino blanco, un cacito de caldo de pescado y colocamos los trozos de merluza sobre las patatas con la piel hacia arriba.

Metemos de nuevo la bandeja al horno durante no más de 10 minutos, aunque lógicamente esto dependerá del grosor de vuestra merluza, queremos que se haga lo justo, sin que se seque.

Mientras se cocina la merluza terminamos de hacer la salsa subiendo el fuego y añadiendo las guindillas para que se rehoguen durante un minuto. La cantidad de guindilla dependerá de lo picante que queráis la salsa. Os recomendamos no abusar ya que no buscamos más que un ligero toque picante, no se trata de que el plato os deje la boca ardiendo.

Al minuto añadimos el vinagre, bajamos el fuego y dejamos que las guindillas y los ajos se cuezan durante un par de minutos.

Podéis sustituir la guindilla verde por piparras en vinagre cortadas por la mitad, os aseguramos que quedan exquisitas junto con las patatas y reduce el toque picante de la salsa.

Una vez hecha la merluza solo queda montar el plato. Para ello colocamos en primer lugar una base de patatas sobre la que colocaremos el trozo de merluza.

Terminamos rociando la merluza con un poco de salsa, sirviendo a cada comensal más o menos trozos de guindilla en función de lo que a cada cual le guste más o menos el picante.

Fácil y buenísimo, así que coger vuestro delantal y animaros, sorprenderéis a vuestros invitados.

Dejar un comentario

Categoría de ESPECIAL RECETAS DE NAVIDAD, Pescados y mariscos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>