ENSALADA DE AGUACATE Y APIO

Os queremos enseñar una ensalada típica de Chile, cuyo nombre original es apio pelta, y que como no podía ser de otra manera, nos la enseñó un grandísimo cocinero al que admiramos mucho, nuestro primo Christian Gallardo.

Es una ensalada muy sencilla de preparar, pero que además estamos convencidos que os va a sorprender tan gratamente como nos sorprendió a nosotros el primer día que la probamos, convirtiéndose a partir de entonces en una de nuestras ensaladas preferidas.

INGREDIENTES:

1 Aguacate
1 Manojo de apio
1 Lima
Nueces
Aceite de oliva
Sal en escamas
Pimienta

PREPARACIÓN:

En primer lugar lo que haremos será cortar el apio, pero en lugar de hacerlo de la forma tradicional, es decir, cortando cada una de las ramas en pequeños trozos de aproximadamente entre medio centímetro y un centímetro, os queremos enseñar otra forma de hacerlo con lo que conseguiremos un resultado diferente y mucho más vistoso que sorprenderá a vuestros invitados, aportándole además volumen a la ensalada.

Para ello cortaremos cada una de las ramas de apio en trozos de aproximadamente cuatro centímetros de largo y a cada trozo le haremos entre dos y tres cortes longitudinales sin llegar al final de uno de sus extremos.

Colocamos todos los trozos en un bol con agua fría y hielo y los mantenemos en remojo durante aproximadamente una hora. Si queremos acelerar el proceso os aconsejo introducir el bol dentro del congelador y en unos 20 minutos conseguiremos el resultado deseado.

Transcurrido el tiempo previsto comprobaremos como las tiras se han rizado, dando un aspecto al apio mucho más bonito y apetecible.

Escurrimos el agua fría, lo aliñamos con abundante vinagre de vino blanco y dejamos que el apio vaya adquiriendo el sabor del vinagre mientras continuamos con el siguiente paso de la ensalada. Hay que decir que realmente el vinagre no forma parte de la receta original, pero como a nosotros nos gusta y creemos que realza más el sabor de apio, se lo hemos añadido.

Una recomendación, para conseguir el mejor resultado os aconsejamos que utilicéis las ramas más finas y tiernas del apio, como son las del centro de la mata, ya que con las más grandes y gordas no se obtiene un resultado tan vistoso.

Mientras dejamos macerar preparamos el aguacate.

Para ello en primer lugar cortamos el aguacate en dos mitades.

A continuación separamos ambas mitades.

Terminamos retirando la semilla del centro ayudados de un cuchillo. Lo clavamos en la semilla y retorcemos hasta que la semilla se separe por sí sola.

Para retirar la piel del aguacate clavamos una cuchara justo entre la piel y la pulpa.

Con la cuchara recorremos toda la piel hasta separar la pulpa.

Cortamos el aguacate en pequeños y finos trozos.

Reservamos el aguacate cortado y le añadimos el zumo de una lima para que no se oxide y adquiera su sabor y aroma.

Escurrimos el vinagre del apio y lo colocamos bien extendido sobre el plato en el que vamos a servir nuestra ensalada, sazonamos ligeramente.

Sobre el apio colocamos los trozos de aguacate, añadimos el zumo de la lima en la que ha estado macerando y aliñamos con aceite de oliva virgen extra y sal en escamas.

Terminamos nuestra ensalada repartiendo unas cuantas nueces partidas con los dedos sobre el apio y el aguacate.

Si os gusta el picante os recomiendo echar una gotitas de salsa de tabasco, a mí personalmente me encanta, pero sin pasarse.

Coged de nuevo vuestro delantal y probadla, os resultará increíble lo bien que combinan los sabores del apio, el aguacate y las nueces.

Dejar un comentario

Categoría de Ensaladas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>