ROBELLONES CON CHORIZO

Nos encontramos en otoño, en plena temporada de setas, y este fin de semana hemos podido disfrutar del mayor de los placeres, gozar de un magnífico paseo por el monte recogiendo estos magníficos robellones que vamos a cocinar.

Aunque la receta clásica es cocinarlos a la plancha con ajo y perejil, basándonos en el revuelto de setas guisadas  que preparamos el año pasado, os presentamos esta nueva forma de cocinarlos, cuyo resultado nos ha parecido lo bastante interesante como para mostrároslo, esperamos que os guste.

INGREDIENTES:

Robellones
Chorizo
Ajos
Perejil
Guindilla roja fresca
Vino blanco
Harina
Sal
Pimienta
Aceita de oliva virgen extra

PREPARACIÓN:

Empezamos la receta poniendo una cacerola en el fuego con un buen chorro de aceite de oliva virgen extra, y mientras se calienta, fileteamos los ajos.

Cuando el aceite esté caliente añadimos los ajos fileteados para rehogarlos lentamente.

Una vez que los ajos empiecen a dorarse, con mucho cuidado que no se quemen, agregamos los robellones limpios colocando su parte superior hacia abajo.

Dejamos que se doren durante unos tres minutos y les damos la vuelta para dorarlos otros tres minutos por su parte inferior.

Una vez a que ambos lados de los robellones hayan cogido algo de color añadimos el chorizo cortado en finas rodajas.

Freímos el chorizo dándole vueltas constantemente, de forma que la grasa que desprenda se valla impregnando en los robellones.

Cuando el chorizo se haya frito agregamos una cucharadita colmada de harina y la sofreímos con la grasa del chorizo llevando cuidado de que no llegue a quemarse.

A continuación se añade el vino blanco y cocinamos a fuego fuerte durante un par de minutos para que el alcohol del vino se evapore.

Mientras se evapora el alcohol aprovechamos para picar un poco de perejil y cortar unas rodajas finas de la guindilla roja fresca.

Pasados los dos minutos salpimentamos, añadimos medio vaso de agua, el perejil picado, las rodajas de guindilla y dejamos cocinar a fuego medio durante unos diez minutos.

A medida que se vaya cocinando, probamos para rectificar de sal en caso de ser necesario.

Os apetece probarlos, pues coger vuestro delantal y a preparar este sabroso plato.

Dejar un comentario

Categoría de Guisos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>