GUISANTES CON JAMÓN Y HUEVO POCHÉ

Me encantan los guisantes, desde que era niño, y este año la cosecha que hemos tenido en nuestro huerto ha sido espectacular, así que no podía faltar una de las recetas más típicas, los guisantes con jamón, pero que acompañaremos con un huevo poché, que combina a la perfección con los guisantes y que les aporta un delicioso sabor.

Nosotros hemos preparado la receta con guisantes frescos, pero teniendo en cuenta que la temporada es muy corta, el resto del año se puede preparar con guisantes congelados o en conserva.

Y para aquellos que no lo sabíais, el guisante es una legumbre, con un mínimo contenido en grasa, muy rica en fibra y muy buena fuente de proteínas de origen vegetal.

INGREDIENTES:

500 gr de guisantes limpios
1 Cebolla tierna mediana
4 Huevos
Jamón serrano
Sal
Aceita de oliva virgen extra

PREPARACIÓN:

Si hemos optado por la opción de hacer la receta con guisantes frescos lo primero que debemos hacer es desgranarlos, separando la vaina por la mitad con los dedos, comprobaréis que resulta de lo más sencillo. Calculo que de 1 kg. de guisantes frescos una vez separados los granos de las vainas podéis llegar a obtener 500 gr. de guisantes.

A continuación coceremos los guisantes en abundante agua con sal. Si se trata de guisantes frescos yo os recomiendo un mínimo de entre 10 y 12 minutos de cocción si te gustan más “al dente” y entre 15 y 20 minutos si te gustan más tiernos. Estos tiempos ya dependerán del tamaño de los guisantes y de los días que lleven recolectados, a medida que van transcurriendo se van secando y por lo tanto endureciendo.

Si optas por guisantes congelados el tiempo ronda entre los 5 y 10 minutos.

Mientras se cuecen los guisantes empezaremos a preparar el sofrito cortando la cebolla en juliana muy fina.

Y la ponemos a freír con un buen chorro de aceite de oliva virgen extra y una pizca de sal.

Mientras la cebolla se va dorando lentamente cortamos tacos pequeños de un buen jamón.

Y en cuanto la cebolla haya cogido un poco de color añadimos los tacos de jamón.

Mientras salteamos a fuego medio-bajo el jamón con la cebolla empezamos a preparar el huevo poché, colocando un trozo de papel film en un vaso pequeño.

Una vez colocado el papel film lo untamos con un poco de aceite de oliva virgen extra para que no se pegue el huevo y además le aporte sabor.

Seguidamente, llevando mucho cuidado, echaremos el huevo entero con la precaución de que no caiga ningún trozo de cáscara, y añadiremos una pizca de sal.

Para finalizar la preparación del huevo cerraremos el film y lo ataremos con una goma elástica o con una cuerda formando un paquete y procurando que quede la menor cantidad de aire posible en su interior.

Transcurrido el tiempo de cocción de los guisantes los retiramos del fuego, los escurrimos y los añadimos al sofrito de cebolla y jamón.

Los salteamos durante un par de minutos para que cojan el sabor del jamón y la cebolla.

Mientras salteamos los guisantes ponemos el huevo en agua hirviendo y lo dejamos cocer durante 4 minutos máximo.

Transcurridos los cuatro minutos retiramos el huevo del agua hirviendo, dejamos que atempere y lo colocamos sobre los guisantes, añadiendo unas gotas de aceite de oliva virgen extra.

Os aseguro que os va a encantar, así que coger vuestro delantal y a cocinar.

Dejar un comentario

Categoría de Verduras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>