SOPA DE CEBOLLA

Hace ya bastante tiempo que llevaba rondándome en la cabeza preparar esta receta, y que mejor momento que ahora, con los fríos tan intensos que estamos sufriendo estos días, en los que lo que más apetece es un buen plato caliente que nos temple el cuerpo, como conseguiremos con esta sopa de cebolla que a continuación os mostramos.

Para hacer la receta he seguido los pasos de la cocinera Evelyne Ramelet de su programa de cocina francesa que emitía Canal Cocina, y el resultado nos ha encantado.

INGREDIENTES (para 2 personas):

1 Litro de caldo de carne o de ave
2 Cebollas medianas
2 Cucharadas de mantequilla
2 Cucharadas de aceite de girasol
1 Cucharadita de azúcar
1 Diente de ajo
1 Cucharada de mostaza
2 Cucharadas de harina
1 Chorrito de brandy
6 Rebanadas de pan de baguette
1 Hoja de laurel
Queso rallado
Sal
Pimienta

PREPARACIÓN:

Empezamos la receta colocando en la olla que vamos a cocinar la sopa el aceite de girasol y la mantequilla.

Mientras se derrite la mantequilla en el aceite de girasol cortamos las dos cebollas en juliana, es decir, en tiras finas.

Derretimos la mantequilla en el aceite de girasol.

Una vez derretida la mantequilla añadimos la cebolla.

Removemos durante un par de minutos para que la cebolla coja algo de color y a continuación añadimos el azúcar.

Agregamos los dos ajos picados muy finamente.

Por último añadimos la cucharada de mostaza.

Removemos y dejamos cocinar a fuego lento durante una media hora, sin parar de remover de vez en cuando para que toda la cebolla se cocine por igual y vaya tomando color doradito pero sin que se llegue a pegar a la olla.

Transcurrida la media hora salpimentamos.

Añadimos la cucharadita de harina y removemos hasta que se cocine, así de esta forma obtendremos una sopa con más cuerpo.

Una vez cocinada la harina durante un par de minutos agregamos el brandy y rehogamos hasta que el alcohol se reduzca.

Reducido el alcohol añadimos nuestro caldo, que puede ser de ave o de carne, casero o comprado, aunque os recomendamos siempre optar por un caldo casero, tal y como os mostramos en las recetas de caldo de carne casero y la de crema de ave, omitiendo en este segundo caso el triturar las verduras y aprovechar tan solo el caldo colado.

Y por último la hoja de laurel.

Cocemos durante otra media hora a fuego lento, tiempo durante el que aprovecharemos para rectificar de sal y pimienta nuestra sopa en caso de ser necesario.

Mientras la sopa de cebolla va cociendo lentamente cortamos seis rebanadas de pan de baguette.

A continuación tostamos las rebanadas y las reservamos para que se enfríen.

Una vez cocida la sopa, y aun bien caliente, la servimos en cuencos aptos para introducir en el horno.

Colocamos las rebanadas de pan tostado sobre la sopa.

Para finalizar cubrimos las rebanadas con abundante queso rallado y las introducimos en el horno durante no más de cinco minutos para que se gratine el queso.

Si queréis calentaros el cuerpo no lo dudéis, coger vuestro delantal y poneros a cocinar.

Dejar un comentario

Categoría de Primeros platos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>